Logo-Web-Vía-Construccion-web                                                                                                                                 Es una web de  LogoGrupoVia negroweb                                                                                           

MORPH Estudio

Submit to FacebookSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

01

 

Detrás de las siglas de Morph está un gran equipo de más de 30 personas que han asumido el proyecto del estudio como propio. El proyecto está liderado por dos socios, ambos arquitectos; Miguel Pradillo, que aporta su solvente y amplia experiencia empresarial y César Frías, que se ocupo de la dirección técnica y creativa de los proyectos de arquitectura. La sociedad completa su perfil multidisciplinar con su división de ingeniería independiente liderada por los también socios fundadores Diego Frías y Javier Belloso y con su innovador departamento de BIM que aporta un valor añadido a ambas, guiado por Joaquín Araujo. Este despacho de arquitectura e ingeniería afincado en Madrid ha desarrollado una gran actividad en el sector residencial aportando innovaciones y singularidades a las viviendas desarrolladas que les han llevado a tener hoy en día una gran cartera de nuevos proyectos en marcha.

 

 

"Hacer de la arquitectura residencial algo singular, es un camino sin retorno para nosotros"

 

Qué os llevó a dedicaros a la práctica arquitectónica?
César: Es el final del camino de una búsqueda introspectiva. La búsqueda de mi naturaleza, la búsqueda de aquello que me permite realizarme, soñar y explotar mi potencial. Un camino que me ha devuelto a mi infancia, cuando pasaba las horas dibujando, inventando y diseñando; cuando pasaba las clases pintando en los márgenes de los libros de texto. Tras una trabajada carrera profesional que me ha llevado desde la parte más técnica y periférica de la arquitectura hasta el centro de la misma, me considero muy afortunado poder trabajar en la profesión que elegí con el corazón.

En vuestra oficina arquitectura e ingeniería se dan la mano, ¿qué ventajas supone para el cliente un estudio como el vuestro?
El ciclo de vida de nuestros proyectos involucra e integra a arquitectos, paisajistas, ingenieros y aparejadores. Esto permite dar una calidad técnica alejada de los estudios tradicionales, fruto del intercambio del conocimiento multidisciplinar que cada una de las partes aporta. La especialización y el sesgo de nuestros especialistas nos permite profundizar en las distintas facetas que componen un proyecto de arquitectura, permitiéndonos exprimir el potencial técnico, estructural y arquitectónico de nuestros proyectos.
De especial impacto es el volcado de la experiencia de nuestros ingenieros en los proyectos, que nos ha posibilitado obtener por defecto la calificación A en nuestros edificios y la categorización como Passive Haus o Leed de varios de los proyectos en desarrollo, en ambos casos con un coste muy controlado.

El despacho está especializado en el desarrollo de edificación residencial singular. ¿A qué se debe la elección de esta área de trabajo?
Nuestra experiencia arquitectónica se había basado hasta 2006 en grandes proyectos residenciales basados en la búsqueda de la máxima rentabilidad y de aspecto convencional, y minoritariamente, en una serie de pequeñas obras atrevidas y originales. En esa época es lo que el voraz mercado demandaba y durante la misma, logramos una valiosa experiencia que hace hoy en día viables y rentables nuestros proyectos por muy osados que sean. Con la llegada de la crisis el mercado demandó un nuevo tipo de vivienda. Ésta dejó de ser un vehículo de inversión y los pocos clientes que quedaron en el mercado con capacidad de comprar una vivienda, necesitaban otros argumentos para decidirse a comprar. En este aspecto, la crisis ha sido una verdadera oportunidad de mejorar y cambiar que creemos haber aprovechado. Durante la misma, nuestros proyectos, fueron respondiendo a la nueva situación del mercado, convirtiéndose gradualmente en edificios más singulares. Todo ello lo hicimos, sin olvidar nuestras raíces, sin olvidar que los proyectos han de estar sustentados por la realidad de los números. Es un alambre muy fino en el que nos sentimos cómodos y, afortunadamente, sentimos que el desarrollo de edificación residencial singular es un camino sin retorno para nosotros.

 

02 03 04
Edificio Estrellas de Valdebebas Una de las sedes de MORPH Edificio Bruselas 

 

¿Qué innovaciones deberían aplicarse a los proyectos residenciales para que las viviendas respondieran a los cambios en la forma de habitar de la sociedad?
En España hay una asignatura pendiente clarísima: no se construye con la premisa de la excelencia técnica; sólo avanzamos en el sentido de que la normativa obliga, salvo honrosas excepciones. En Morph, intentamos inculcar en nuestro personal la pasión por el cambio y nuestra división de ingeniería está continuamente investigando las últimas mejoras técnicas para nuestros proyectos. El conocimiento del mercado y nuestra experiencia ininterrumpida en los pasados años nos permite presumir de que prácticamente todos nuestros proyectos son calificación energética A.
La primera innovación que debería generalizarse sería la eficiencia de las propias viviendas, para dar respuesta a la creciente preocupación de la sociedad por la conservación del medio ambiente. La monitorización del consumo de una vivienda es muy opaca y ya hay tecnología para monitorizarla como lo hacen en un sector más evolucionado como es el sector automovilístico. Nada impide hoy en día dotar a una vivienda con un “salpicadero” que provea de información actual y fidedigna de sus consumo, tal y como pasa en un coche; ¿cómo vamos a reducir el consumo si su lectura nos llega 2 meses tarde? ¿Cómo va a valorar la gente los paneles solares si no saben lo que producen, lo que se ahorran con ellos?; si alguien tiene un híbrido verá que el ahorro de combustible se vende en cada frenada.
Otros avances son: el filtrado del aire, -de muy mala calidad en las ciudades-, la estanqueidad de las viviendas -no contemplada en los actuales sistemas constructivos-, y la domótica -en plena explosión tras la entrada de Apple y Google en el mercado-. Tenemos abiertas del orden de 100 mejoras constructivas y técnicas que incorporamos paulatinamente en nuestras obras.

¿En qué proyectos estáis trabajando actualmente?
Actualmente nuestra actividad se centra en Madrid, si bien estamos diversificando nuestra cartera con proyectos en Barcelona y Valencia. Concretamente en Madrid, estamos terminando 94 viviendas en Sanchinarro y 149 en Vallecas y vamos a comenzar 43 viviendas de lujo en Pozuelo, 42 en El Encinar de los reyes, 81 viviendas y 90 viviendas en Valdebebas junto al parque, con 4000 m2 de terciario.
Además se están comercializando ya 69 viviendas VPO en Valdebebas también, 55 viviendas en Villaverde, 14 y 16 chalets en Majadahonda y tenemos desarrollados 2 bloques más en Sanchinarro de 90 VPO y 155 viviendas, otras 190 viviendas en el barrio de Salamanca, 500 apartamentos en Majadahonda.
Como hemos comentado, también tenemos en desarrollo 90.000 metros de residencial y terciario repartidos entre Barcelona y Valencia.
Fuera del residencial singular, en otro uso o escala, estamos desarrollando edificios de oficinas en Majadahonda y en calle Mendez Álvaro, en Madrid, además de proyectos de menor tamaño, de rehabilitación, unifamiliares, terciarios y de retail.

Morph Estudio es además uno de los primeros despachos en aplicar la tecnología BIM en la edificación residencial. ¿Qué beneficios representa proyectar en este nuevo entorno?
El equipo al completo trabaja con un único archivo que permite desarrollar la arquitectura, las instalaciones y la estructura, lo cual minimiza descoordinaciones entre áreas tan distintas y complementadas entre sí. Por el contrario, trabajar con BIM obliga a planificar al detalle y minuciosamente en su verdadera magnitud; obliga a proyectar en 3D. Las mediciones dejan de ser cuestionables ya que se extraen directamente de un modelo pre-construido y la coordinación en obra, con los medios apropiados se puede llevar a otro nivel .
El uso convencional del BIM es algo sobre lo que tenemos sobrada experiencia que hemos ido acumulando de forma incremental desde hace 17 años y es para nosotros una tecnología que utilizamos aunque el cliente no la solicite. Actualmente estamos profundizando y evolucionando en el uso más avanzado del BIM que es donde realmente aporta un valor diferencial. Estamos ya realizando libros del edificio interactivos para iPad, BIM 4D, 5D, 6D y 7D para lograr una implantación del mismo en obra… no nos quedamos en el BIM, también estamos implantado tecnologías tipo SAP para interacción con clientes, presentación del trabajo en realidad virtual 3D y 4D…

 

"La monitorización del consumo de una vivienda es muy opaca y ya hay tecnología para monitorizarla como lo hacen en un sector más evolucionado como es el sector automovilístico."

05

 

También buscáis en vuestros trabajos la máxima calificación energética. ¿Los clientes entienden la importancia de contar con edificios eficientes?
La crisis nos ha enseñado que el “estorbo” éramos nosotros mismos, los arquitectos, la inercia del mercado y el promotor, el cliente final… ¡claro que quiere una casa eficiente! Yo personalmente llevo predicando más de una década en el desierto, pero el sello de calificación energética ha logrado que el cliente visualice la calidad técnica de su casa, la solicite y esté dispuesto a pagar por ella.

¿Qué exigen hoy en día los promotores del sector residencial antes de invertir en un nuevo proyecto y qué suponen esas necesidades para una firma de arquitectura que lleve a cabo sus proyectos?
Las necesidades de un promotor son una especie de Matrioska, donde hay una clara jerarquía de necesidades. Hay promotores que se quedan en la primera capa que es una arquitectura con ratios optimizados, que es lo que hace posible las operaciones. Estos promotores aprecian una arquitectura contenida, con un buen diseño, comercial y con materiales que transmitan calidad.
Algunos promotores pasan a un segundo nivel de necesidades menos obvias y valoran realmente la calidad técnica de los edificios, con una clara tendencia a la inversión en lograr la calificación energética A, en el entendimiento no sólo de que es un producto de más calidad si no de que es algo rentable.
Sólo unos pocos, aceptan que asumas riesgos en el diseño de los edificios, siempre que no suponga un sobrecoste. De esos pocos, sólo un puñado llega al corazón de la matrioska, y buscan y entienden la excelencia arquitectónica y técnica. Éstos últimos, son clientes que entienden la arquitectura como algo más que un negocio inmediato y que son conscientes del valor que aporta la arquitectura a la construcción y a las vidas de quienes la habitan, así como a sus propias iniciativas empresariales a medio y largo plazo.
Decía Oíza que Torres Blancas no habría sido posible sin la iniciativa y la visión de Juan Huarte, el promotor de las mismas, quien le animó a llegar más lejos en sus diseños y soluciones constructivas. Quizá por cómo se ha posicionado Morph, tenemos la suerte de contar con clientes audaces que nos animan a sorprender en cada proyecto y nos permiten exprimir el potencial de nuestros diseños, que nos permiten dedicarnos a eso que queríamos ser de mayores.

 

View Full review 888 United Kingdom 888sport