Logo-Web-Vía-Construccion-web                                                                                                                                 Es una web de  LogoGrupoVia negroweb                                                                                           

Inspirando la Arquitectura del futuro

Submit to FacebookSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Silvia Puig me pidió hacer de moderador en el debate (me dijo que le haría ilusión) y, al final, seré yo quien se lo tenga que agradecer. Porque me permitió estar con algunos de los mejores arquitectos que hay en este momento, todos ellos imprescindibles. No estuvieron todos los imprescindibles porque son muchos más, pero es cierto que, sin cada uno de los allí presentes, la historia estaría incompleta. Son buenos arquitectos y son, además, buena gente (a Silvia le dije, en otra ocasión, que, desde hace tiempo, ya sólo me interesaba la buena gente).

Entre nosotros, nos une el trabajo y nos une la vida. Con algunos hemos compartido aulas, con otros hemos compartido la aventura de montar una Universidad desde cero, una aventura a la que le dedicamos diez años de nuestra vida y que, comto toda revolución, acabo mal para nosotros, porque siempre las revoluciones se comen a los que las han iniciado… aunque eso nos dio pie a hacer otras miles de cosas. Con todos ellos nos vamos encontrando y desencontrando (muchas veces en eventos que organiza el Grupo Vía). La última vez que vine a uno de esos eventos, Jose Miguel se iba Tegucigalpa y yo al DF a dar clases. Sobre todo, hemos compartido risas (es importante, de vez en cuando, echar unas risas).

 

Mesa-Redonda

Rafael de La Hoz, Enric Massip, Octavio Mestre, Enric Ruiz-Geli y Miguel Roldán

Recuerdo un viaje a Niza para hacer de jurado en un seminario de la Universidad de Tolane (New Orleans). Nos invitaron a José Miguel y a mí y, quizás porque era a principios de verano, esa época en la que la vida es siempre una promesa, quizás porque habíamos acabado nuestras respectivas obligaciones, quizás porque fue el año en el que Francia ganó el Mundial de Fútbol y había una alegría en el ambiente como la del París liberado, quizás porque, fuera del horario de clases, visitamos todos los museos y fuimos a todas las playas o, quizás, simplemente, porque éramos jóvenes… ambos recordamos ese viaje como uno de los mejores de nuestra vida. Mercé, su mujer, me dice que Jose Miguel recuerda ese viaje con tanto cariño. Tanto es así que, cuando una importante marca de radiadores nos invitó a Suiza, Mercé les dijo convence a Octavio, porque si él va José Miguel se apunta y así fue que fuimos y nos lo pasamos genial, otra vez. A otros los conozco menos, pero los admiro por igual… Todos hemos construido con la palabra y edificado el verbo. Y aquí estamos.

(Y 2)…

Y digo (y dos) cuando no hay un (1), porque es difícil transcribir, quizás, también inútil, retransmitir un evento, de la manera en la que, cuando se hace una película basada en un libro, o la película tiene sentido por si misma o, quizás, siendo fiel al libro, acabe por ser una mala película. Digo y dos, porque, más que un resumen de cuanto aconteció, este texto es una reflexión, a posteriori, sobre los comentarios de todos.

Santiago Carabantes y su colaboradora nos presentaron magníficos productos de la firma La Veneciana GLASSOLUTIONS Saint Gobain… Vidrios que se transforman en luminarias, vidrios que son radiadores, vidrios que incorporan leds en su interior, mientras otros cambian de tranparente a traslúcido a voluntad, con la simple aplicación de una corriente eléctrica. Mi pregunta es la misma siempre ‐y más en un entorno de crisis en el que vivimos‐ ¿cómo vamos a utilizar tantas innovaciones construyendo a 1.000 €/m2? Porque, cada vez más, me da la sensación de que las ciencias avanzan que es una barbaridad (que decía aquel) pero, al final, seguimos construyendo, como los egipcios las pirámides, ladrillo a ladrillo, bloque sobre bloque. ¿Quién está dispuesto a pagar por lo que no puede, a su vez, vender? A veces tengo la sensación que todos hacemos la guerra por nuestra cuenta, que, simplemente, hacemos lo que podemos.

Les pedí a los ponentes que se presentaran ellos mismos… El papel del moderador no debe nunca de consumir más tiempo que el de cualquiera de los que intervienen en el evento, de la manera en la que una buena escenográfica es aquella que potencia la obra de teatro, no la que se la come (la gente debe de salir hablando de la obra, no de los decorados). Y se lo pedí porque, a pesar de que todos ellos eran suficientemente conocidos, podía haber gentes en la sala que no conocieran su obra… A veces los arquitectos tenemos tendencia (algunos más que otros) a pensar que todo el mundo conoce nuestro trabajo y eso no es, ni de lejos, cierto (menos mal). Les pedí que se presentaran hablándonos de un proyecto que tuvieran entre manos y de una obra realizada. Leí que Carlos Martí Arís decía que los mejores críticos del siglo XX fueron LC y Mies, porque es, desde su propia obra, sobre la que se ha construido la teoría de la arquitectura del pasado siglo (y está bien que lo diga alguien, eminentemente teórico). Por eso les pregunté por sus obras, no por lo que pensaban...

Definiciones ¿Hacia dónde se dirige hoy la arquitectura?

Para centrar el tema hay que ir al diccionario ¿Qué es Arquitectura y qué es el futuro? ¿Creéis que las necesidades esenciales del hombre cambian o son las mismas? ¿Y, si no cambian, es sólo cuestión de formas? ¿Hacia dónde se dirige hoy la arquitectura?

Enric Ruiz Geli citó que la construcción es el 40% de causante de las emisiones de CO2 a la atmósfera y del calentamiento global… y que, por tanto, ser arquitecto es ser responsable del problema y, por esa misma razón, se puede ser parte de la solución. Habló de la necesidad de la alineación con las economías emergentes, habló de Kyoto y Copenhague, de la agenda 20 / 20 / 20... Europa debe de reducir un 20 %, pero USA apenas está dispuesta a un 8 y China debería hacerlo un 40... Pero pienso yo ¿cómo pedirles a los países con economías emergentes que renuncien al progreso del que hemos disfrutado nosotros, en occidente? Pero, por otro lado, ¿cómo la tierra puede soportar un mundo de 7.000 millones de consumidores? Cabe la posibilidad de comprar cuotas… Pero yo creo que comprar cuota de C02 a los países más pobres no deja de ser una inmoralidad y un aprovecharse de nuestra situación de países ricos (aunque cada vez lo seamos menos), condenando a otros a su eterna pobreza como, otrora, a ser los basureros de la energía radiactiva. Enric habló de que Vodafone ya tiene en Barcelona diseñada la red de cableado para recargar los futuros coches eléctricos y de una reunión que mantuvo en Texas con Jeremy Rifkin y el alcalde de San Antonio con la discusión de fondo de si energías renovables o nuclear (energías renovables contra las nucleares… ellos con 80 personas lo hacen… nosotros crearemos 40.000 puestos de trabajo…. Lo que parecía una desventaja pasa a ser un argumento de venta de los políticos hacia su potencial electorado (la de obtener votos)… Como Reagan cuando, en aquel debate televisado, transformó el ser viejo a una cuestión de experiencia… lo cierto es que el futuro es cuestión de qué modelos políticos escojamos.

Habló también de cómo BP ya no es British Petroleum sino Beyond Petroleum…. Más allá del petróleo… porque, ante la previsión del fin de los combustibles sólidos, invierten más que nadie en estudios sobre energías renovables… resulta que es más verde que Green Peace…. Quizás no recuerda quien vertió el crudo en el golfo de México, petróleo que todavía sigue allí (allí, en donde se produce el fenómeno meteorológico El Niño que tantos quebraderos de cabeza nos trae a todos….). Y pienso que quizás el petróleo no se acabe (en Brasil han descubierto importantes yacimientos). De lo que no tengo dudas es que hay que apostar por las energías renovables. Aunque, seguramente, el futuro será mixto, como todo en la vida (leí una vez que la diferencia entre el veneno y la vacuna era cuestión de la dosis). Y recuerdo (y lo comenté en el debate) a Carlos Jiménez, haciendo de telonero de Glenn Murcott en un Construmat, en Barcelona, criticando a la gente en Texas que está en la oficina con el aire acondicionado a tope, sale en coche con aire acondicionado (por supuesto), llega a su casa con aire acondicionado y pone la televisión para saber a qué temperatura habíamos llegado hoy. Carlos ¿are you a green architect?... Y, yo también, como él, intento ser, simplemente, un buen arquitecto. Ya basta. Nunca me han gustado los calificativos.

Por su parte, las intervenciones de Rafael de la Hoz estuvieron llenas de sentido común ¿Cómo vamos a cambiar el comportamiento social de la gente si, en el día sin coches, celebrado en la Comunidad de Madrid, la incidencia fue cero? ¿Cómo hacer que se vuelva la mirada hacia los patios de su Córdoba natal si los jóvenes no quieren vivir en las casas patio?... Y me recordó como en Matmata (Túnez), pero también en Guadix (España), la gente prefiere vivir en una casa mal aislada, pero moderna, que en las tradicionales cuevas, llenas de confort. Cuestión de imagen.

Enric Massip, buen conocedor de la cultura japonesa donde los haya, a tenor del comentario de Rafael sobre las casas patio, comentó cómo la casa japonesa (con sus fachadas de papel de arroz y sus tatamis) es incómoda en invierno y en verano (de hecho, se importa el modelo cultural de Polinesia, y, al final, puede más el modelo cultural que las condiciones climáticas, cosa que me recordó a cuando el campesino instala regadío en sus campos y sigue plantando como cuando cultivaba tierras de secano. Lo que demuestra que la arquitectura o es cultura o no es, ni siquiera arquitectura. Enric Massip acabó diciendo que la corresponsabilidad energética de la arquitectura es una actividad política.

José Miguel Roldán, vinculado desde hace años a la docencia en los Estados Unidos, definió el futuro de la arquitectura como un coctel entre infraestructuras, estructuras, espacio público y redes sociales… De hecho, sin ir más lejos, las revoluciones que estamos viviendo en el mundo árabe, en la otra orilla del mediterráneo, se han generado en las redes sociales pero se visualizan en las plazas de siempre, se queman casas y se cortan carreteras…. Y comentó cómo, en los países del Mediterráneo, hay espacios públicos y privados, pero no comunitarios. José Miguel propuso que los nuevos edificios no sólo sean autosuficientes sino que puedan (porque deben) devolver a la red, por los que no lo son. Y recordó que Futuros se escribe en plural. ¿Deberíamos de considerar la información como el auténtico nuevo material con el que trabajar? me pregunto…

Nuevos materiales / El uso del vidrio en la arquitectura del futuro

Hubo un momento en el que tuve que dar un golpe de timón para hablar de la importancia de materiales como el vidrio en el futuro de la arquitectura porque, en algún momento, sentí que el debate se estaba convirtiendo en un debate sobre política o sociología. Y no digo que la arquitectura, también, no las resuma, englobe y exprese. No sé si me hago mayor pero soy hombre de otra fe que cree que lo importante de la arquitectura, lo que la sobrepasa, no se estaba diciendo. Y quizás valiera la pena. Como me dijo Francesco Soppelsa, arquitecto socios del estudio que vino a la jornada, sólo falto citar a Noam Chomsky.

¿Creéis que, de igual manera que sin el hierro colado cuyo uso empieza en el Iron Bridge y que cambió la arquitectura del XIX la nueva arquitectura implica nuevos materiales? Moneo decía, recientemente, en una entrevista de Anatxu Zabalbescoa en el suplemento dominical de El País, no creo que la nueva arquitectura tenga que ver con los materiales. Sin embargo, los nuevos materiales siempre permiten nueva posibilidades expresivas. Además, nos invitaba al evento un fabricante de vidrio y el vidrio, desde el Pabellón de Colonia de Bruno Taut en 1914, es un referente de modernidad. El arquitecto Sainz de Oiza, por su parte, decía que la manera que tenemos los arquitectos de hacer una sociedad más transparente era haciendo edificios más transparentes (la época de la Glasnost). ¿Qué papel juega el vidrio en ese futuro que nos espera?

Santiago-Carabantes

Santiago Carabantes, Director General de La Veneciana GLASSOLUTIONS

 

Por su parte, el escritor italiano Ítalo Calvino habló en sus Lecciones Americanas de 6 condiciones para el próximo milenio (de las que escribió 5). Claro que también en Bajo el sol jaguar de los 5 sentidos, sólo tuvo tiempo de escribir sobre tres de ellos. Ítalo Calvino es un hombre de trabajos inconclusos, pero aún así visionario, premonitorio… Levedad, rapidez, exactitud, visibilidad y multiplicidad… todo eso cuanto predijera Calvino son hoy condiciones del vidrio. Creéis que la levedad tiene que ver con nuestro tiempo… Recuerdo que Iñaki Abalos fue el comisario de una exposición en el Macba que bajo el nombre de “Light Construction” definió la arquitectura de los noventa de la que Sana´a ya representaba la punta de lanza. Por otro lado, me interesa reflexionar sobre la contaminación que la arquitectura sufre de otras disciplinas... En el XIX de la ingeniería civil, en los años 60 las ciencias sociales y las metáforas futuristas (algunos proyectos como el Hábitat de Montreal o los de los metabolistas japoneses, parecían cadenas de ácido desoxirribonucleico ¿Son ahora la biología o la química las disciplinas que marcan el paso?

En el turno de respuestas Enric Massip apuntó cómo el vidrio asume roles diferentes, su versatilidad, transparencia y reflexión lo que me dio pie a citar a quien fuera nuestro profesor Josep Quetglas y su ensayo sobre el Pabellón de Mies con el subtítulo el horror cristalizado, en el que habla del vidrio como condición de modernidad. Un material que nos hace creer que estamos dentro pero que nos expulsa al no ser y ver sino nuestro reflejo.

Rafael de la Hoz dijo, hablando de innovación, que su padre le decía, después de haber sido uno de los primeros introductores del gresite en la España de los años 50 y 60 y haber tenido problemas con algunos adhesivos, que los nuevos materiales los prueben los colegas. Algo que podría sonar al que inventen ellos o a ese otro aforismo que reza que los experimentos con gaseosa, pero que no dejan de ser una lúcida muestra de sentido común. ¿Tiene, al fin y al cabo, algún sentido haber sido el primero en haber utilizado tal o cual material? Y habló del vidrio como recuperación de la sombra, como “ausencia de”, como eco… el vidrio, un material que responde a todas nuestras expectativas y no nos ha defraudado como, quizás, lo haya hecho el hormigón (ambos en su condición de maleables prometían libertad total).

Enric Ruiz Geli habló que, de igual manera en que los cristales asumen otras propiedades, también los plásticos como el efte, asumen condiciones de los cristales y, además, pesan menos (la ligereza parece ser condición de modernidad).

Otras referencias internacionales
A mí se me quedaron muchas cosas en el tintero. El debate daba para dos horas más. La arquitectura es sostenibilidad y PIB y Bits… pero, por más que Ferrán Adrià hable de esas cosas, al Bulli se va (se iba) a comer. Por eso y porque creo que la arquitectura es también composición, integración en un contexto o referencia focal urbana… y cuando se publica es esa cara la que llega al gran público. Por eso planteo aquí esta cuestión.

Luis Fernández Galiano escribió, en los noventa, un artículo titulado “Tú a Rotterdam y yo a Basilea”… en los que citaba a Holanda y a la Suiza alemana como dos de los países referentes en los que ir, una vez acabada la carrera. Pero hay más… Están Portugal y los países escandinavos o Chile y Japón ¿Por qué nos atrae tanto todo cuanto hacen en esos extremos del mundo? ¿Por qué nos seducen esos referentes periféricos?... Ya Kenneth Frampton, en su tratado, cuando hablaba de lo que supuso la Tercera generación, los anunciaba, a su manera… Ese es un tema que debiéramos haber tocado y, por falta de tiempo, no salió.

El día a día
Hablamos de la “gran arquitectura” y hacia adonde se dirige, pero está, también, el día a día. La Vanguardia publicó un artículo el pasado 8 de diciembre en el que decía que en España el 46% de los arquitectos está en paro… ¿Les interesa la cuota de CO2 a los arquitectos que se han quedado en paro, cuando no pueden pagar el recibo de la luz? Esta semana comiendo con un amigo me dijo que la crisis había pasado ya y que, a partir de ahora esto es lo que había y que debíamos de aprender a convivir con esta nueva condición. Aprender en piel ajena… Hoy añoramos otros tiempos, pero, me pregunto ¿no añoraremos mañana la crisis de hoy?... Somos jóvenes, nos valemos por nosotros mismos. A veces soñamos futuros mejores y no sabemos que estamos viviendo el mejor momento de lo que queda de nuestras vidas. Pensadlo. Aunque sea para potenciar una cierta mirada positiva.

Otro tema es la necesidad de buscar nuevos caminos… Si uno para pescar debe de ir a donde no hay peces… ¿Veis en la internacionalización la salida natural? ¿Cómo veis el ejercicio diario de la profesión sin el papel que tradicionalmente han jugado los Colegios de Arquitectos? ¿Cómo afecta, en el día a día, el exceso de reglamentación a la nuestro trabajo debe de someterse? ¿Y el papel de la administración que tantas veces se convierte en una auténtica adminis‐traición? Toda parece en nuestra contra. Sobre
eso deberíamos de haber hablado también.

Conclusiones al margen

Es curioso que estando reunidos 5 arquitectos no hayamos hablado de cuestiones de forma (parece que eso ya no interesa a la profesión). Y así la mitad del debate lo hemos pasado hablando de sostenibilidad (las modas que cambian) y la otra mitad del vidrio (y porque insistí)… El e‐book y el I‐Pad son cómodos, como lo es recibir el correo en el I‐phone los fines de semana, pero de igual manera que no hay nada que no pueda esperar al lunes, lo importante es que la gente lea. Soy de los que cree que el soporte no es lo importante. Así soy de los que prefiere leer en papel (paso 14 horas la día delante de una pantalla de ordenador), como prefiero beber agua de una fuente, en vez de tomar las píldoras que el mercader ofrecía al Principito. De otra parte, leí una vez una entrevista a un joven arquitecto mediático que vivía en Londres, en una casa sin  ventanas, que lo hacía, según decía, porque la auténtica ventana al mundo era la pantalla de plasma de televisión... cosa que es completamente cierta. Pero, más allá de la boutade, una ventana es siempre una ventana… Hace años que decidí nombrar a las cosas por su nombre… que una cosa es ser mediático, otra tener prestigio y otra tener razón. Es de necios confundir valor y precio.

Equipo-La-Veneciana-Glass-Solutions

Equipo La Veneciana Glass Solutions junto a los ponentes y moderador

Por falta de tiempo me quedé con las ganas de hablar con Enric del Mediatic. El Mediatic es un edificio fantástico. Es un icono de la nueva Barcelona que está llamado a ser el emblema del 22@, y como tal lo he enseñado y explicado con admiración, y muchas veces, a quienes nos visitan. Pero creo que es un edificio mentiroso. Eso no es grave (siempre que nadie se lo crea del todo). También lo es la Villa Savoie y no deja de ser un fantástico edificio manifiesto, con valor icónico. No sé si está llamado a ser la Pedrera del siglo XXI, como he leído en algún periódico (al siglo XXI le queda todavía mucho)… Y digo mentiroso porque creo que lo que en verdad aísla al edificio de la radiación solar es la doble piel, la galería a sur, ese colchón de aire, mucho más que ese invento de efte que se cierra y se abre (también Jean Nouvel hizo lo propio con las celosías metálicas del Instituto del Mundo Árabe en París y no funcionaron del todo bien), invento al que no concedo otro valor que el de ser didáctico, de cuanto quiere mostrar el arquitecto. Es cierto que el vestíbulo de planta baja es Impresionante, ese espacio sin pilares… Pero, para no usarlo, ¿merece la pena tanto esfuerzo, gastarse el 43% del presupuesto total en la estructura? Aún así, sigo pensando que es un magnífico edificio. Porque los edificios son lo que son y cuanto significan.

Para acabar el debate cité al escritor colombiano Hector Abad Faciolince, quien escribió un libro homenaje a su padre, muerto por los paramilitares, para el que tomó prestado un verso de Borges que su padre iba a leer en el funeral por un amigo, cuando a su vez, lo mataron: Somos el tiempo que nos queda…. Y porque somos ese tiempo, pienso que, respecto al tiempo, ya los griegos distinguían entre el Kairos y el Cronos. El Cronos marcaba la sucesión del tiempo, el Kairos el tiempo por ciclos, ese que da sentido a la vida. Quise acabar con un deseo: que toda nuestra vida seamos capaces de convertir el Cronos en Kairos. Ese es el fututo que yo deseo para la arquitectura y para todos.

Epílogo
Recibí varios mails de arquitectos e industriales que estaban en la jornada felicitándome por el éxito de la mesa redonda (algunos me dijeron que el nivel fue altísimo y que no recordaban otra igual en años), entre ellas, la de Jordi Viola, el Director de la Cooperativa del Colegio de Arquitectos que me dijo del interés que tendría trascribir y editar cuanto allí se habló. Yo no sé si transcribir pero, como soy de los de tomar apuntes ahí van estas reflexiones. A toro pasado. El tener que salir corriendo para ir a buscar a mi hijo prueba que, al menos para mí, la vida es más importante que la arquitectura.

Por Octavio Mestre. Arquitecto

 

View Full review 888 United Kingdom 888sport